Diagnóstico del Cáncer de piel
En Dermatología hay una multitud de lesiones que por su parecido pueden fácilmente confundirse entre ellas. La observación, a simple vista, de una lesión cutánea puede ser insuficiente para poder ser evaluada correctamente, incluso con una lente de aumento.

La dermatoscopia, también llamada microscopía de epiluminiscencia, microscopía de luz refleja o simplemente epiluminiscencia, es una técnica no invasiva de diagnóstico en dermatología que, mediante un instrumento óptico, llamado dermatoscopio, permite examinar mejor las lesiónes con sus particularidades específicas, amplificando in-vivo la imagen sospechosa una vez eliminados los fenómenos de refracción y reflexión de la luz sobre la piel. El instrumento utilizado se denomina dermatoscopio, estando dotado de un sistema óptico de amplificación de imagen y una fuente de luz convencional o polarizada. Los dermatoscopios permiten visualizar las estructuras de la lesión con mayor detalle facilitando, en muchas ocasiones, el diagnóstico exacto incluso sin realizar biopsia. Existen aparatos para la captura y almacenaje (Mole Max, Foto Finder).
.
En esta página pueden verse tres imágenes de una misma lesión névica. Fig. 1 simple observación. Fig. 2 observación con lente de aumento. Fig. 3 observación con dermatoscopio.
Comentario: A simple observación no puede etiquetarse la benignidad o malignidad de la lesión pigmentada, con la lente de aumento tampoco puede orientarse el diagnóstico, con la imagen dermatoscópica puede orientarse el diagnóstico como una lesión melánica probablemente maligna, aconsejando su exéresis (en este caso, resultó ser un Melanoma Maligno Breslow 0.8 mm, ).


Recientemente, se ha introducido una modalidad denominada microscopía confocal, que consiste en la obtención de imágenes por un complejo proceso láser. Esta modalidad permite, de forma no invasiva, visualizar la estructura celular subyacente con una precisión muy próxima a la obtenida con una biopsia convencional. Aunque esta técnica está en desarrollo, probablemente en un futuro sustituirá la biopsia quirúrgica y se prevee de gran utilidad en la Cirugía de Mohs. Tiene gran utilidad para la valoración de las lesiones pigmentarias.

La luz de Wood (ultravioleta) es otro recurso que facilita la visualización de lesiones pigmentadas subclínicas (ocultas).

Microscopía confocal de Léntigo maligno melanoma e imágen del mismo paciente con UV que permite
detectar la presencia de la lesión no visible con luz natural.(microscopía confocal obtenida en CEDILP)


El diagnóstico de certeza se establece con la biopsia de la lesión que nos confirmará de que patología se trata.